Publicado: 21 de Febrero de 2017


El primer piano de La Graciosa El italiano Danilo Belloni, que reside entre Milán y Caleta de Sebo desde hace tres años, ha alquilado el instrumento para un concierto gratuito que se celebra esta noche en la iglesia domingo rivero 30.07.2016 | 00:38

Ottavia María Maceratini, ayer durante el taller sobre piano que impartió a los niños de La Graciosa en la iglesia Virgen del Mar . LP/DLP

Los gracioseros tendrán la oportunidad de oír por vez primera en la octava isla en directo el sonido de un piano. Un concierto que ha sido posible gracias al sueño de un italiano invidente, Danilo Belloni, que comparte su residencia desde hace tres años entre Milán y Caleta de Sebo. Danilo llegaba a La Graciosa buscando la paz interior después del fallecimiento de su hija Marta. De hecho desde hace dos años organiza cada 10 de marzo, el día en que se fue Marta, un concierto de música y poesía. El primero se celebró en su ciudad natal y el segundo, este año, en La Graciosa.

Danilo Belloni, un italiano invidente que comparte su residencia entre Milán y La Graciosa desde hace tres años cumplía esta semana su sueño de poder escuchar un concierto de piano en la octava isla. "Es un regalo que me hago y que comparto con todos los gracioseros", aseguraba ayer Danilo después de oír los primeros acordes a cargo de su amiga la pianista italiana Ottavia María Maceratini mientras afinaba el piano en la iglesia Virgen del Mar donde tendrá lugar esta noche el concierto gratuito.

Aunque el piano solo permanecerá durante unos días en La Graciosa lo cierto es que nadie recuerda haber visto un instrumento igual en la la octava. Fue el propio Danilo el que le propuso a la concejal de Teguise para La Graciosa, Alicia Páez, la posibilidad de organizar un concierto de piano en la isla. Una iniciativa que fue posible tras contactar con una empresa lanzaroteña que alquila instrumentos musicales y que dio el visto bueno a su traslado en barco a Caleta de Sebo. Y por su puesto del propio cura que también vio con buenos ojos que la patrona de los marineros tuviera la oportunidad de escuchar el sonido de un piano.

"La gente está feliz y la iglesia se va a llenar para el concierto", destaca Danilo que llegó a La Graciosa después del fallecimiento de su hija Marta. "Me gusta la espiritualidad de esta isla", afirma este italiano que reconoce que le encanta tocar cualquier tipo de instrumento. "Soy un amateur", recalca.

Danilo decidía hace dos años organizar un festival de música y poesía en honor a su hija Marta cada 10 de marzo coincidiendo con la fecha de su fallecimiento. El primero de los conciertos se celebraba en la ciudad de Milán, mientras que este año el evento tenía lugar en el salón parroquial de Caleta de Sebo. "A mi hija le gustaba mucho la música, así que decidí honrar su memoria", señala. Unos conciertos en el que también la poesía juega un papel relevante. "Se habla de la paz, la alegría y el amor", señala.

El concierto tendrá lugar esta noche a partir de las 20.30 horas por la pianista Ottavia María Maceratini que forma parte de l Centro para la Música y Teatro de Munich (Alemania), una de las escuelas más antiguas y tradicionales de los profesionales de la música y el teatro en Alemania. Además, ha grabado dos discos.